Moniciones Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo Ciclo B (3 de junio de 2018)

Ciclo B
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones Solemnidad del Cuerpo y la Sangre Ciclo B (3 de junio de 2018)

Moniciones Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo Ciclo B
3 de junio de 2018

También te puede interesar:


Monición de entrada

Queridos hermanos, nos encontramos ahora celebrando la solemnidad del Corpus -que ahora se llama mejor "del Cuerpo y Sangre de Cristo"- y que nació en el siglo XIII y es una celebración que nos hace centrar nuestra atención agradecida en la Eucaristía como sacramento en el que Cristo Jesús ha pensado dársenos como alimento para el camino, haciéndonos comulgar con su propia Persona, con su Cuerpo y Sangre, bajo la forma del pan y del vino.

En la fiesta de hoy no nos fijamos tanto en la celebración de la Eucaristía, aunque la organicemos y celebremos con particular festividad, sino en su prolongación, la presencia permanente en medio de nosotros del Señor Eucarístico, como alimento disponible para los enfermos y como signo sacramental continuado de su presencia en nuestras vidas, que nos mueve a rendirle nuestro culto de veneración y adoración.

Dispongámonos ahora más que nunca, a celebrar dignamente esta Eucaristía. En pie, cantemos...

Moniciones a las lecturas 


Opción 1: Monición única para todas las lecturas

En la solemnidad del Cuerpo y de la Sangre de Cristo la liturgia se explica a sí misma. En efecto, las lecturas que proclamamos en este día nos sirven para entender mejor lo que celebramos cada domingo en la eucaristía. En todas ellas aparecen vinculados los conceptos de “sangre” y de “alianza”, aunque con un sentido diverso en cada caso. Escuchemos atentamente los detalles en cada lectura.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Éxodo 24, 3-8) 

El libro del Éxodo nos sitúa hoy en el Sinaí, donde Moisés utiliza la sangre de los animales sacrificados para ratificar la alianza que Yahvé ha establecido con su pueblo. Escuchemos.

Salmo responsorial (Salmo 115 )

 Haciendo eco del rito de la Alianza de la primera lectura, con el salmista aclamaremos todos: 

Segunda lectura (Hebreos 9, 11-15)

El autor de la carta a los Hebreos subraya la superioridad del sacrificio de Cristo, comparado con el del día de la expiación en Israel. 

Evangelio (Marcos 14, 12-16. 22-26)

Escucharemos ahora el relato de la celebración pascual de Jesús con sus discípulos, antes de su muerte, que es la partida de nacimiento de la eucaristía cristiana, cuya solemnidad celebramos hoy.

Oración de los fieles

Contestaremos todos: "Padre, escucha nuestra oración"

  1. Padre Celestial,  dale a tu Iglesia el sustento necesario para seguir cumpliendo la misión que tú le has encomendado. Oremos.
  2. Padre, te pedimos que guíes a nuestros gobernantes para que puedan tomar buenas decisiones que favorezcan a nuestros pueblos. Oremos.
  3. Padre, te pedimos el pan material para aquellos que no lo tienen, trabajo para los desempleados y un corazón generoso para que todos podamos compartir lo que tenemos. Oremos.
  4. Padre, haz que quienes ahora participamos de este banquete eucarístico, permanezcamos siempre fieles a tu amor. Oremos.

 

Presentación de las Ofrendas

Con amor presentemos al Señor el Pan y el Vino, con nuestros agradecimientos por haberse querido quedar con nosotros para ser nuestro sustento. Cantemos...


 AYÚDANOS: Comparte en tus redes sociales, danos un LIKE y/o déjanos tus comentarios.


Te recomendamos leer también: