Moniciones Miércoles de Ceniza (14 de febrero de 2018)

Misericordia, Señor: hemos pecado.

Ciclo B
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones para el Miércoles de Ceniza, 14 de febrero de 2018

Moniciones Miércoles de Ceniza
14 de febrero de 2018

También te puede interesar:


Monición de entrada

Queridos hermanos, con las celebraciones litúrgicas de hoy, damos inicio en la Iglesia a la Cuaresma, un período de 40 días que comienza hoy, Miércoles de Ceniza, y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual. Por eso hoy se nos impondrá la ceniza, con lo que la Iglesia nos hará ese llamado a convertirnos y creer en el evangelio. 

Dispuestos a dejarnos moldear por el Señor, comencemos esta Santa Misa entonando todos juntos el canto de entrada..

Moniciones a las lecturas

Opción 1: Monición única para todas las lecturas

Al inicio de la cuaresma, las lecturas nos hacen un fuerte llamado a la conversión y a acompañar a Jesús en su camino al calvario mediante la oración, ayuno, penitencia y limosna. Hoy aprenderemos cómo realizar estos actos de manera que sean agradables a Dios. Su palabra nos iluminará. Pongamos mucha atención.

Opción 2: Moniciones para cada lectura


Primera lectura (Joel 2, 12-18) 

El profeta Joel nos hace un fuerte llamado a la conversión, un cambio de vida que no solo se manifieste con signos externos, sino rasgando también el corazón para que Dios tenga misericordia de nosotros.

Salmo responsorial (Salmo 50)

Con el salmo 50 nos unimos como asamblea para implorar a Dios el perdón de nuestras culpas, porque somos pecadores desde nuestra concepción. Con el salmista diremos: 

Segunda lectura (2 Corintios 5, 20-6,2)

San Pablo nos exhorta hoy, de manera muy especial al iniciar la Cuaresma, a que valoremos el sacrificio de Cristo para expiar nuestros pecados, y nos volvamos a Dios reconciliándonos con él.

Evangelio (Mateo 6, 1-6. 16-18)

Durante la cuaresma, hay tres prácticas a las que la Iglesia nos llama de manera especial: la oración, el ayuno y la limosna. Hoy, en el evangelio de San Mateo, Jesús nos da las indicaciones de cómo debemos realizar estos actos para que sean agradables a Dios y no una mera búsqueda de nuestra satisfacción personal.

Oración de los fieles

  Responderemos a cada oración: "Ten misericordia de nosotros, Señor".

  1. Por la Iglesia, para que durante este período de Cuaresma se encamine hacia la celebración digna de la Pascua. Oremos.
  2. Por los que rigen los destinos de las naciones, especialmente por los gobernantes de nuestro país, para que, iluminados por la palabra de Dios, gobiernen a nuestros pueblos con la justicia que Dios quiere para sus hijos. Oremos.
  3. Por los que sufren en el mundo, especialmente por los que les hace falta el pan para poder sobrevivir, para que en este tiempo de cuaresma nos volvamos hacia ellos con misericordia y les brindemos nuestra ayuda. Oremos.
  4. Por los que nos reunimos hoy en torno al altar del Señor, para que la Ceniza que se nos ha impuesto nos motive a dar signos de una sincera conversión y no echemos en saco roto la gracia que Dios nos ha otorgado. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Al presentar las ofrendas en el altar, ofrezcámosle al Señor los propósitos de conversión que hay en nuestro corazón y Él, que ve en lo secreto, nos recompensará. Acompañemos este momento cantando.


Te recomendamos leer también: